El Observador Silencioso

EL OBSERVADOR SILENCIOSO

Mantente presente como observador de tu mente, de tus pensamientos y emociones, así como de tus reacciones a las diversas situaciones. Interésate al menos tanto por tus reacciones como por la situación o persona que te hace reaccionar.

Nota también cuántas veces tu atención se va al pasado o al futuro.

No juzgues ni analices lo  que observas.

Contempla el pensamiento, siente la emoción, observa la reacción.

No las conviertas en un problema personal.

Entonces sentirás algo más poderoso que cualquiera de las cosas observadas: la presencia misma, serena y observante, que está detrás de tus contenidos mentales; el observador silencioso.

Eckhart Tolle

No Comments

Post A Comment