El Arte de cultivar tu interior

El trabajo interior, ese en el que precisamente consiste la vida, siempre es posible:
«Pensamos y a menudo decimos: No puedo hacer todo lo que debo en la situación en la que me encuentro en este momento. ¡Qué injusto es! El trabajo interior ese en el que precisamente consiste la vida, siempre es posible. Puedes estar en prisión, estar enfermo, haber sido privado de realizar cualquier actividad exterior, estar siendo humillado, atormentado, pero tu vida interior está en tu poder: mentalmente puedes reprochar, juzgar, envidiar, odiar a la gente, o puedes, también mentalmente, reprimir estas emociones y reemplazarlas por otras buenas. Así que cada minuto de tu vida te pertenece y nada te puede privar de él».
Tolstoi
No Comments

Post A Comment