El arte de comenzar el día: el saludo al sol

“Nadie puede escuchar nuestro cuerpo por nosotros mismos. Si queremos crecer y sanar debemos aceptar alguna responsabilidad para escucharlo por nosotros mismos. Todos los cuerpos son diferentes, así que cada uno de nosotros debe llegar a conocer cuáles son sus propios límites, y la única forma de conocerlos es explorarlos cuidadosa y atentamente durante una argo periodo de tiempo”. Jon Kabat- Zinn

El saludo al sol  es una de las secuencias de posturas del hatha yoga

Combina la respiración con 12 movimientos, que reproducen 7 asanas, que se practican en un movimiento continuo. Aunque lo puedes practicar en cualquier momento, es ideal para empezar el día porque te llena de una sensación de bienestar, a la que se suman muchos más beneficios, como comenzar con una mente más enfocada, que te contamos a continuación, pudiéndolo practicar en casa.

Lo puedes realizar al principio de una sesión de yoga como calentamiento o como una práctica de yoga en sí misma. Los yoguis consideran hacerlo al amanecer también por ser un momento espiritual.

“Mirad esa inmensa luz a la que llamamos sol. Si dejara de alumbrar, nuestro flujo vital se detendría, así que el sol es como un segundo corazón, un corazón fuera de nuestro cuerpo”. THICH NHAT HANH

 


En sánscrito se denomina sūrianamaskāra, siendo Sūria el dios del Sol, namah: ‘reverencias postradas’, y kāra: ‘realizar’.

Beneficios

  • Reduce la tensión, tonifica, estimula y rejuvenece todos los músculos y nervios del cuerpo estirándolos y revitalizándolos.
  • Nos ayuda a concentrarnos y a tener consciencia plena del proceso de respiración, la sangre se oxigena y los pulmones se ventilan, reduciendo el estrés y la ansiedad.
  • Proporciona equilibrio y estabilidad al cuerpo.
  • Dota de flexibilidad las articulaciones de las piernas y favorece el riego sanguíneo.
  • Aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo tonificando todos los órganos internos.
  • Es apropiado para fortalecer el cuerpo de forma equilibrada, ya que actúan todas las zonas del mismo.

“Al practicar yoga, debemos estar alerta hacia las muchas maneras –algunas, francamente sutiles- en que la perspectiva que tenemos sobre nuestro cuerpo, nuestras ideas y todas nuestras sensaciones del yo puedan cambiar si adoptamos posturas diferentes de manera expresa y si permanecemos en ellas durante un tiempo prestando toda la atención al momento en que vivimos. Practicar de esta manera favorece enormemente el trabajo interior y lo conduce mucho más allá de los beneficios físicos que, de forma natural, obtendríamos con el estiramiento y el fortalecimiento”. Jon Kabat- Zinn

Pasos a seguir:

 

*Vector diseñado por Freepick

1.Pranamasana

También conocido como pose de oración, Pranamasana es el comienzo de su Surya Namaskar. De pie cerca del comienzo de tu esterillaa con sus dos pies alineados y el cuerpo erguido. Inhala profundamente, expandiendo tu pecho y relajando tus hombros. Mientras inhalas, levantas los brazos de los lados.  Y mientras exhalas, unes tus palmas juntas en posición de oración. Este es el Pratham Namaskar o primer saludo hacia el sol.

2. Hastauttanasana

Con las palmas unidas en la posición de oración anterior, inhalas y levantas los brazos hacia arriba y te doblas hacia atrás ligeramente, elevando tu corazón hacia el cielo. Tus bíceps deben estar cerca de sus oídos. Esta postura es para aflojar tu cuerpo, estirando todo el cuerpo hacia atrás.

3. Padahastasana

Al exhalar regresas a la vertical desde la cintura, flexionas el tronco hacia delante, y llevas las palmas de las manos hacia el suelo, si no llegas, puedes flexionar ligeramente las piernas.

4. Ashwa Sanchalanasana

Inhalando, con las manos apoyadas en el suelo, da un gran paso con la pierna derecha hacia atrás.

5. Adho Mukha Svanasana

Ahora con tu inhalación, lleva tu pierna izquierda también hacia atrás, alineando tu cuerpo entero paralelo al suelo.

6. Ashtanga Namaskara

Después de permanecer en la postura anterior, suavemente bajas las rodillas hacia el suelo y exhalas. Llevas tu barbilla para descansar en el suelo. Esta es la única postura del saludo al sol durante la cual no se inspira ni se expulsa aire.

Se mantienen los pulmones vacíos tras haber expulsado el aire en la postura anterior. Notarás los latidos de tu corazón. Se denomina también la postura de los 8 apoyos, porque te apoyas en manos, pies, rodillas, pecho y cabeza.

7. Bhujangasana

También se conoce como la posición de la cobra y consiste, simplemente, en  la alineación de tu pecho y torso a 90 grados al suelo, apoyando el abdomen sobre la esterilla, estiras la espalda y la arqueas hacia atrás.

8. Parvatasana

Una vez más, regresas a la parvatasana de bhujangasana. Mantenga la palma y los pies donde están y levantas lentamente la sección media. Exhala al entrar en parvatasana.

9. Ashwa Sanchalanasana

Ahora de Parvatasana, vuelva al ashwa sanchalanasana. Pero esta vez, haces lo contrario de lo que hiciste en el cuarto paso. Llevas el pie derecho hacia delante, mientras descansa el pie izquierdo detrás, en su posición original.

10. Padahastasana

Lentamente, exhalando, traes tu pie izquierdo hacia adelante, junto al pie derecho mientras exhalas. 

11. Hasta uttanasana

Inspirando, levantas las manos hacia arriba y te doblas hacia atrás.

12. Pranamaasana

Por último, exhalando, regresas a la posición original y relajas los brazos a lo largo del cuerpo, y de pie, siente las vibraciones positivas en tu cuerpo.

Repite de nuevo de nuevo la secuencia iniciando con la otra pierna.

Orden Āsana Respiración
1 Pranamasana exhalar
2 Hasta uttanasana inhalar
3 Padahastasana exhalar
4 Ashwa sanchalanasana inhalar
5 Adho Mukha Svanasana exhalar
6 Ashtanga namaskara suspender
7 Bhujangasana inhalar
8 Chaturanga dandasana exhalar
9 Ashwa sanchalanasana inhalar
10 Padahastasana exhalar
11 Hasta uttanasana inhalar
12 Pranamasana exhalar

Fuente:https://es.wikipedia.org/wiki/Saludo_al_sol

 

Puedes repetirlo tantas veces como quieras, aunque debes tener en cuenta que se recomienda practicarlo varias horas después de comer, no practicarlo demasiado tiempo, y descansar adecuadamente después de la secuencia.

Al principio comienza con movimientos lentos y suaves y a medida que tu cuerpo se vaya calentando, aumenta el ritmo y la intensidad en cada movimiento sin olvidarte de tu respiración.

 

 

*Imagen portada diseñada por Freepick

No Comments

Post A Comment